Rectoría General

Rectoría General

Visita Rector General tres preparatorias y módulos en Los Altos de Jalisco

Sinopsis: 
Emprende gira para detectar logros y necesidades

Necesidades de mayor equipamiento, mejoras tanto de infraestructura, así como de conexión a internet y mayor aprovechamiento de espacios, son algunos de los requerimientos de la comunidad académica, estudiantil y de trabajadores de tres preparatorias regionales de Los Altos de Jalisco, plánteles que fueron visitados por el Rector General de la Universidad de Guadalajara (UdeG), doctor Ricardo Villanueva Lomelí, para detectar logros y carencias.

Este viernes, Villanueva Lomelí y el Director General del Sistema de Educación Media Superior (SEMS), maestro César Antonio Barba Delgadillo, realizaron una gira por las preparatorias regionales de San Miguel El Alto, Jalostotitlán, y la de Arandas con su sede y tres módulos: en San Ignacio Cerró Gordo, Jesús María y Santa María Del Valle.

El Rector General manifestó su intención de atender las demandas y empezar por lo básico, como necesidades de infraestructura.

Destacó la necesidad de recursos económicos y señaló que en la UdeG se economiza para destinar dinero a cubrir las necesidades de infraestructura básica de las preparatorias. Una de las medidas, dijo, será dejar de imprimir La gaceta de la Universidad de Guadalajara.

Reconoció la importancia de la cobertura al cien por ciento de los aspirantes a Educación Media Superior y que los jóvenes tengan una opción cercana y viable para la educación superior.

Preparatoria de Arandas
 
En la sede de esta preparatoria de Arandas, El Rector General hizo un recorrido por las instalaciones, que abarcó laboratorio de alimentos, biblioteca, espacios deportivos, auditorio, laboratorio de cómputo, salón de usos múltiples, e inauguró el edificio administrativo.

Entre las demandas que realizó la comunidad estudiantil y académica, destaca la dotación de equipo, el laboratorio de alimentos, además de la necesidad de un espacio propio para él mismo, donde se imparte el taller de elaboración y conservación de alimentos, ya que comparte área con clases de Biología.

El alumno Jonathan Huerta  Torres, atleta Campeón en la Paralimpiada Nacional 2018, en la que obtuvo tres medallas de oro, pidió a nombre de los estudiantes con discapacidad, que se cambien los laboratorios de cómputo a planta baja para mejor acceso a las mismas.

En el módulo San Ignacio Cerró Gordo, el Rector General junto con el director general del Sistema de Educación Media Superior (SEMS) inauguraron el edificio B y C. El primero representó un gasto de 3 millones 400 mil pesos. Este edificio alberga al área de coordinación, administración y laboratorio de cómputo.

El edificio C implicó un gasto de 4 millones 500 mil pesos, y tiene las áreas de tutorías, orientación educativa, sala de maestros, cuatro aulas y sanitarios.

El equipamiento para ambos edificios fue de 5 millones 623 mil pesos y abarca mobiliario, pantallas y computadoras.

Entre los requerimientos de la comunidad están más microscopios y coberturas de acero inoxidable para las barras de trabajo, de acuerdo con el reporte del maestro Antonio Trujillo Orozco, encargado del Laboratorio de Usos Múltiples.

Requiere también un transformador para que puedan ser instalados tres aires acondicionados para laboratorio de cómputo, un aula y biblioteca.

En Jesús María, el Rector General inauguró un nuevo edificio para biblioteca, oficinas administrativas, orientación educativa y área para tutorías, para el cual se hizo una inversión, con todo y equipamiento, de 3 millones 800 mil pesos.

En este módulo algunas de las necesidades reportadas por alumnos de tercer semestre fueron la falta de espacios sombreados al aire libre, equipado con bancas para convivencia; además de una conectividad con mayor velocidad a internet.

En el módulo de Santa María Del Valle, el Rector General inauguró el edificio B, con áreas administrativas, aulas, biblioteca, laboratorios de ciencias, y de cómputo, sanitarios y cancha de usos múltiples, edificación que representó un costo de 9 millones 350 mil pesos. El equipamiento representó un gasto de 3 millones de pesos.

En esta comunidad algunas de las demandas fueron la construcción de un ciber-jardín, mejor cobertura de internet, y la compra de un regulador de electricidad para el laboratorio de cómputo.

El alumnado pidió también se empareje y empaste la cancha de fútbol y se instalen ventiladores.

San Miguel El Alto y Jalostotitlán

En la Preparatoria Regional de San Miguel El Alto, la comunidad pidió un laboratorio de cocina, equipar con nuevas computadoras el Laboratorio de Cómputo, la ampliación del plantel, que la biblioteca cuente con el apoyo de una persona que enseñe lenguaje de señas, para alumnos con discapacidad auditiva, y la conclusión de la barda perimetral, entre otras necesidades.

El licenciado Osiel Sánchez Moya, director de la Preparatoria Regional de Jalostotitlán,
habló de la falta de escrituras que le den seguridad al plantel en la posesión del terreno en donde está instalado, requerimiento que el Rector General manifestó que había que resolver.

Entre las necesidades señaladas por la comunidad se encuentran la instalación de una cocina para el personal operativo, atender el riesgo de inundación del auditorio cuando el río crece, en temporada de lluvias, terminar construcción inconclusa, y pasar la biblioteca provisional al edificio que será destinado para albergarla, entre otras solicitudes.

El Rector General manifestó la intención de atender las demandas de la comunidad estudiantil, académica y administrativa.