Rectoría General

Rectoría General

Galería

Con el uso de robots desaparecerán 5 millones de empleos en países industrializados

Sinopsis: 
Inauguran II Congreso del Centro para el Desarrollo Colaborativo para América del Norte, en el Paraninfo Enrique Díaz de León

La Cuarta Revolución Industrial puede traer severas implicaciones económicas. Se estima que podría acabar con cinco millones de puestos de trabajo en los países industrializados, y por consiguiente mayor  desigualdad en el reparto del ingreso.
 
Así lo afirmó el doctor Francisco Marmolejo Cervantes, Coordinador de Educación Terciaria del Banco Mundial, durante la conferencia de apertura del II Congreso del Centro para el Desarrollo Colaborativo de América del Norte (NACCD) “Educación 4.0: Fortaleciendo la Competitividad, la Innovación y el Emprendimiento en América del Norte”, realizada en el Paraninfo Enrique Díaz de León.
 
Durante su ponencia, Marmolejo señaló que la convergencia de tecnologías digitales, físicas y biológicas y la integración de robots a distintas tareas, es una de las características de la IV Revolución Industrial.
 
“La robotización es una realidad. Hay cada vez más robots en el mundo. Se producen rápidamente y se utilizan en tareas cotidianas”.
 
En este panorama, se estima que en ocho años más, el trabajo de chofer podría dejar de existir, ya que podría haber maquinas que conducirán mejor, y en un lapso de 25 a 30 años, una cirugía podría ser realizada mejor por una máquina.
 
En este contexto, se ponen en tela de juicio los supuestos tradicionales acerca de la educación superior, agregó.
 
Observó que los estudiantes de educación superior siguen enfocados en la memorización, a recordar y a emular lo que el maestro desea que aprendan para pasar un examen.
 
Resaltó la importancia de desarrollar otras habilidades como el análisis, la capacidad de crear y criticar, así como la integridad, flexibilidad, trabajo en equipo, emprendimiento, autodisciplina, automotivación, empatía y tolerancia, características que no se acostumbran siempre a incorporar en la formación de los estudiantes.
 
En la transición que se asoma en los próximos años, los egresados de las universidades tendrán que tener una mayor capacidad de reinventarse, de rehacer su profesión en la medida que las necesidades y oportunidades así lo permitan, lo que implica una formación integral que no debe confinarse sólo a los aspectos técnicos.
 
Advirtió sobre el riesgo de disminuir la importancia de las artes liberales como filosofía y la literatura, que ya no son importantes en algunas instituciones de educación superior, ya que dan mayor relevancia a conocimientos que consideran más útiles ante las nuevas exigencias. “Esto es un craso error, ya que no se debe olvidar que las universidades forman personas, no máquinas”.
 
Al respecto, el Rector General de la Universidad de Guadalajara (UdeG), doctor Miguel Ángel Navarro Navarro, resaltó la importancia de una formación humanista e integral para formar ciudadanos responsables, solidarios y comprometidos con la sociedad.
 
Por su parte, el Secretario de Innovación, Ciencia y Tecnología del Gobierno del Estado, Jaime Reyes Robles, destacó que la educación enfrenta el reto de la transformación vertiginosa. Por lo tanto, las organizaciones que no evolucionen pueden disminuir su participación o sectores enteros podrían desaparecer.
 
El Congreso se extenderá hasta el viernes 23 de marzo. Otras sedes serán la Universidad Panamericana y la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG). Funge como organizador el Consorcio para la Colaboración en Educación Superior en Norteamérica (CONAHEC), al cual pertenece la UdeG.
 
El Consorcio está conformado por más de 180 instituciones de educación superior en Canadá, Estados Unidos y México, además de otras partes del mundo.